5.6.09

Tiny Dancer

pensé por un momento que la felicidad es egoísta.
Estoy feliz porque ME fue bien en MI examen, porque hoy tuve un buen día, porque gané plata, porque pude descansar, porque MI novio ME ama, porque MIS amigas ME quieren, porque MI vida está en equilibrio. (leed sino el post anterior y combrobadlo, os exijo)

pero, como siempre, tiene que venir alguien a arruinarme mis teorías de filosofía barata y café con leche.

La cuestión es...estoy experimentando una sensación de felicidad como hace mucho tiempo no me pasaba. Ebullición en el pecho, hasta mariposas en la panza. Estoy ansiosa, excitada, emocionada. Doy grititos supraaudibles de lo agudo, pataleo.
qué demonios me pasa!? ah. a mí no me pasa nada.
El ponerse así de feliz pura y exclusivamente por la felicidad de otra persona se siente bien. Porque no es caridad, ni en pedo. Como una vez habría dicho Sábato (me hago la culta, pero creo que es verdad), que uno sólo hace bien al otro para sentirse bien con uno mismo...Mentira, man! Yo a mi amiga le deseo la felicidad infinita. Sí, ok, que me comparta el detalle para que yo pueda también ser feliz es indispensable. Pero ahora yo soy feliz por ella, punto.

No sé. ponele que esto e suna consecuencia directa de querer mucho a la gente. tener la capacidad de querer tanto a algunas personas no es de egoísta, cierto? Obvio que no.

Salud, brindo por todo.

3 comentarios:

Rocco dijo...

ay, si! Es que de a ratos somos un mismo ente. Es inevitable. Y que bueno que asi sea.

ai lov iu shisus craist!

..igual es como me surge en momentos..ahora estoy apaciguada. Igual también tengo sueño..

Maru dijo...

Desde un rincon del mundo... brindo contigo...SALUD!

las quiero
a las dos
soy feliz
por las dos

tengo sueño
yo

Pedro dijo...

Kimi o ai shiteru 4ever